Me dueles 2017

Esto lo escribí el 1ero de enero a las 3 am tratando de conciliar el sueño. Celebré el año nuevo con mi esposo, mi hermano y mi cuñada (los niños dormidos). Hice todos los rituales de superstición que me han contado se debe de hacer en año nuevo: el dólar en el zapato, calzón rojo para dormir para atraer el amor, amarillo durante el día para atraer el dinero, dar una vuelta con una maleta afuera de tu casa para viajar durante el año, barrer afuera de tu casa para alejar la mala vibra… ¿qué mas? Ah, pedir deseos con las 12 uvas obviamente….estoy segura que hay muchos más, y ni siquiera estoy segura de que estos hayan estado bien hechos… entre tradiciones y conocimientos de mis papás abuelitas, amigas… hice una mezcolanza, me divertí, abrace y me abrazaron. Después de unos tequilas y unos juegos de cartas me disponía a dormir. Yo generalmente me duermo al poner mi cabeza en la almohada, (lo cual a mi esposo, Alejandro, le da mucha envidia). Minutos más tarde no podía relajarme. Así que como pasa muchas veces, una vez que escupo, o más bien escribo, en una hoja o en el celular algunas palabras, ya puedo descansar. Alejandro dice que esta muy dark, pero él, más que muchos, conoce este dolor.

Me dueles 2017
Me dueles y todavía no empiezas
Me duele pensar que inicia el primer año de mi vida sin mi mamá
Me duele pensar que no estará conmigo cuando…. todo… cuando todo.

Me duele pensar que al paso del tiempo ya no me duela tanto… siento como poco a poco va cicatrizando el sufrimiento y la tristeza de no poderla abrazar, de no poderla escuchar…

Sutilmente su mirada y la mía se hacen una. Se fusionan su voz y mi voz y en mi alma habita la suya.

No solo es el tiempo el que cura, es el viento que va secando mis lágrimas y la quietud de mi interior al respirar con profundidad.
Sanan las palabras que escribo y los recuerdos que han quedado herrados en mi memoria.

Ya me dueles 2017 y tan solo estas por comenzar.

Continue Reading

La vibra no se va

Mi mamá era amor y el amor se quedo.

Mi mamá era pasión por enseñar y su enseñanzas están conmigo. Siempre.

Mi mamá eran palabras reconfortantes y hoy las repito en mi mente cuando las necesito, pues están grabadas en mi corazón.

Mi mamá era consejos…siempre oportunos, siempre profundos.

Mi mamá fue una de esas mujeres que ya no hay. Miraba hacia adentro, no para afuera. Le interesaba mejorar ella para mejorar su alrededor.

Hoy me recuerda la importancia de ser más que tener.

De estar y darnNOS mas que solo dar.

Estos 3 meses me reiteran de que la vibra que cada uno tenemos, no termina , no se va…por el contrario,  resuena desde la eternidad.

Pues mi mamá a pesar de su ausencia llena mi alma de energía y paz.

Continue Reading