Poca profundidad pero mucha sinceridad

Escribo desde que me acuerdo. Desde los 8 años tenía diarios abajo de mi almohada (donde creía, inocentemente, que nadie los podía leer). Todas las noches escribía de mi día… Lo que me gustaba, lo que no, que hacía, con quien… No detalles, pero si emociones; poca profundidad pero mucha sinceridad.
Después, con el tiempo, escribía durante el día, ideas de canciones (que después mi prima Daniela y yo cantábamos con todo y coreografía a mis papás y tíos), textos para compartir, frases para recordar o escritos para alguien especial. Lo empecé a hacer más recurrente mientras más cosas me pasaban, más vivía, más me enamoraba, de alguien o algo. Recuerdo escribir cuando conocí el dolor y aquellas palabras me ayudaban a enfrentarlo. Me salía de la regadera para escribir, con papel y lápiz como se hacía antes. Cuando me despertaba al baño en la noche plasmaba en una libreta un pensamiento vago que por la mañana se convertía en alguna carta a un ser querido, en un desahogo o confesión personal que tal vez ni yo conocía.

Los tiempos cambiaron y hoy escribo mis ideas mientras espero en los semáforos, en el gimnasio, en una tienda… gracias a mi celular, grandiosa nube que no dejará esos se pierdan tan fácil, porque así como llegan, las palabras se van.

No he sido escritora de closet pero por si acaso hoy más que nunca lo dejo de ser. Agradezco a mi mamá que me regalo mi primer diario (y varios libros) y a los que algunas vez me regalaron esa bonita libreta (de pájaros, flores, negra, elegante, con su propia pluma…) para alentarme a seguir contando eso que me pasa que muy probablemente a ti ya te pasó o te puede pasar. Gracias por ahorrarme tiempo y dinero en terapia o al menos de rebeldía innecesaria por no poder expresar mis sentimientos. Gracias a ustedes (saben quienes son) porque me hicieron saber con esas hojas en blanco que les interesó lo que dije alguna vez…espero que por medio de anabeat sigan siendo testigos de esta aventura pero sobre todo acompañándome en este viaje.

Cuando tenía 14 años

Continue Reading

Adiós 2016. Bienvenido 2017

Suertudo el tiempo que pasa arrastrando todo, simplemente dándole vuelta a la pagina de la vida, haciendo nuestra existencia más valiosa al saber que los años continuarán pasando, las estaciones seguirán cambiando y los únicos responsables de nuestro destino seguiremos siendo nosotros mismos.

Continue Reading

Me dueles 2017

Esto lo escribí el 1ero de enero a las 3 am tratando de conciliar el sueño. Celebré el año nuevo con mi esposo, mi hermano y mi cuñada (los niños dormidos). Hice todos los rituales de superstición que me han contado se debe de hacer en año nuevo: el dólar en el zapato, calzón rojo para dormir para atraer el amor, amarillo durante el día para atraer el dinero, dar una vuelta con una maleta afuera de tu casa para viajar durante el año, barrer afuera de tu casa para alejar la mala vibra… ¿qué mas? Ah, pedir deseos con las 12 uvas obviamente….estoy segura que hay muchos más, y ni siquiera estoy segura de que estos hayan estado bien hechos… entre tradiciones y conocimientos de mis papás abuelitas, amigas… hice una mezcolanza, me divertí, abrace y me abrazaron. Después de unos tequilas y unos juegos de cartas me disponía a dormir. Yo generalmente me duermo al poner mi cabeza en la almohada, (lo cual a mi esposo, Alejandro, le da mucha envidia). Minutos más tarde no podía relajarme. Así que como pasa muchas veces, una vez que escupo, o más bien escribo, en una hoja o en el celular algunas palabras, ya puedo descansar. Alejandro dice que esta muy dark, pero él, más que muchos, conoce este dolor.

Me dueles 2017
Me dueles y todavía no empiezas
Me duele pensar que inicia el primer año de mi vida sin mi mamá
Me duele pensar que no estará conmigo cuando…. todo… cuando todo.

Me duele pensar que al paso del tiempo ya no me duela tanto… siento como poco a poco va cicatrizando el sufrimiento y la tristeza de no poderla abrazar, de no poderla escuchar…

Sutilmente su mirada y la mía se hacen una. Se fusionan su voz y mi voz y en mi alma habita la suya.

No solo es el tiempo el que cura, es el viento que va secando mis lágrimas y la quietud de mi interior al respirar con profundidad.
Sanan las palabras que escribo y los recuerdos que han quedado herrados en mi memoria.

Ya me dueles 2017 y tan solo estas por comenzar.

Continue Reading

Me coquetea el botox

Algunos días, al verme en el espejo me coquetea la idea de ponerme botox en la frente.
Se me hacen ya dos lineas, como bien dicen, de expresión; cada una a 2 cm. arriba de mis cejas.

Las noto yo, las nota la gente y y sin duda alguna, las capturan ya las cámaras y vídeos con la famosa alta definición que algunas actrices han de odiar.

Cuando me quiere llamar la atención el tema me tranquiliza pensar que mi profesión no depende de mi apariencia. No soy modelo ni actriz y no necesito aparentar tener menos edad para nada ni nadie.

Pero sobre todo, no necesito aparentar que la vida no me ha sorprendido tantas veces.

No quisiera olvidar que la expresión que tengo marcada a mis 32 años es puramente de alegrarme de ver a mis seres queridos llegar… De ver a mis hijos por primera vez caminar o decir mamá.

Quisiera saber de sobra que cada arruga, aunque estéticamente no deseada, está ahí porque he vivido. He sufrido y sánado. He ganado y he perdido. Me he desvelado y como me he divertido. 

No son arrugas de fruncir el ceño porque enojona no soy… Son arrugas de placer, porque conocí algo nuevo, probé algo diferente, y me gusto, desperté e inhale el olor a mar ( o de algun platillo con tocino preparado por mi esposo).

Mis hijos y sobrinos me van a ver arrugada algún día pero espero sepan que es por experiencia y que el “colmillo” adquirido con la edad no lo quita nada.

Claro que me pongo bloqueador y me unto cremas.. De las caras y baratas o aceites de almendra y coco.. (De hecho descubrí una receta de sábila y vitamina E que hago y me estoy poniendo en las noches) Me hidrato, hago ejercicio y pienso positivo pero las arrugas ahí están.

Por algo. Pienso yo.
Para algo. Creo yo.

No se, quizá algún día sucumba al botóx (en contra de toda la voluntad de mi marido).

Por ahora ya lo olvide. Es un tema que dejare descansar (en contra de todos los consejos de los expertos en prevenir las arrugas y el anti- aging).

Me seguiré sorprendiendo pues que poco divertido sería vivir si no.

Y de las patas de gallo ni hablamos… No pienso dejar de sonreír.

Continue Reading

Miel con limón

A mis 30 años quisiera seguir creyendo en Santa Claus
En qué ser artista es bien padre
Que todos los políticos son personas respetables y que los policías son la autoridad
Quisiera creer que las bf4e de primaria son para siempre de verdad (por fortuna algunas sí) y que la miel con limón cura casi todo.

A mis 33 años sigo creyendo lo que mis papas me enseñaron… Que el apostolado está a un lado de ti en la escuela, en tu vida diaria (gracias mamá) Y no solo en ir a botear un fin de semana… Que no debemos juzgar o etiquetar a nadie solo por apariencias y que todos podemos tener distintas maneras de pensar.

Creo hoy más que nunca que es más importante estar que predicar (gracias papá) y que la familia es primero… Aquellos unidos de sangre y los que les ha costado sangre mantener la amistad… Que el civismo es más que una clase de primaria ( gracias papá) y que la educación a tus hijos es la mejor herencia.
(Lo bueno es que la miel con limón todavía me hace sentir mejor…)

Continue Reading

Las montañas por el bosque

Me mude sin saber cocinar
Con poca experiencia lavando baños
Y con cero conocimiento de como ponerle gasolina a un carro

Me mude con la esperanza de tener mas tiempo de calidad en familia
Con ganas de respirar aire puro y tener menos compromisos sociales para poder estar en lo esencial

Cambie las montañas por el bosque hace 6 meses y hoy me hacen falta.

Me hace falta un poco de prisa… Algo de relieve en los paisajes, escuchar el claxon de vez en cuando al transitar y ver caras conocidas…

Me hace falta sentarme a tomar un café con alguien que me conozca de siempre… Que me conozca con algunas copas de más, de pelo rojo, desubicada… Me hace falta conversar frente a frente con alguien que sea para mi una buena amistad.

Me hace falta Monterrey, su ya impregnado olor a contaminación, su irregular urbanismo y su olvidada tranquilidad. Me hace falta mi ciudad, su despistado crecimiento y las incansables ganas de los regios ( o regios adoptados) por crear, destacar, sobresalir.

Me hace falta mi mamá y mi papá. Me hace falta mi hermano, mi cuñada y mis sobrinos que viven ahí… La Catarina y Bravo Pizza….
La Sierra madre y la Huasteca…
Quiero subir caminando las veredas de Chipinque y también contemplar desde las alturas de las Estancias ese valle que nos regalo la naturaleza.

Quiero que mis hijos corran en casa de los abuelos y vean a sus primeros amigos…

Quiero regresar para valorar. Valorar lo que tendré siempre en ese rancho grande y valorar lo que tengo ahora rodeada de venados, víboras y ardillas en este pedazote de tierra que dejamos ir.

Continue Reading

La vibra no se va

Mi mamá era amor y el amor se quedo.

Mi mamá era pasión por enseñar y su enseñanzas están conmigo. Siempre.

Mi mamá eran palabras reconfortantes y hoy las repito en mi mente cuando las necesito, pues están grabadas en mi corazón.

Mi mamá era consejos…siempre oportunos, siempre profundos.

Mi mamá fue una de esas mujeres que ya no hay. Miraba hacia adentro, no para afuera. Le interesaba mejorar ella para mejorar su alrededor.

Hoy me recuerda la importancia de ser más que tener.

De estar y darnNOS mas que solo dar.

Estos 3 meses me reiteran de que la vibra que cada uno tenemos, no termina , no se va…por el contrario,  resuena desde la eternidad.

Pues mi mamá a pesar de su ausencia llena mi alma de energía y paz.

Continue Reading

12/21/1952 -12/21/2016

Mi mamá me decia que le gustaba mi manera de escribir… creía que debía dedicarle más tiempo a esto que ella llamaba mi talento. Me sugeria leer más y compartir más mis escritos. Hoy empiezo un blog el día de su cumpleaños. Te lo regalo mamá en el día que naciste hace 64 años; con mucho amor. Para ti y las personas que gusten leerlo.

Continue Reading