Perdón por incomodar

Se aproxima un huracán cerca de donde vivo…y como siempre, el humor, la vibra y el miedo se contagian.

Cuando los recursos son limitados ¡como los cuidamos! Y como los valoramos. Agua purificada, comidas enlatadas, botanas, pañales…todo se abastece y desaparece de los supermercados de Houston y sus alrededores en horas previas a Harvey.

Se nos olvida que el planeta ya tiene agujeros en su capa de ozono y no los podemos parchar. Que la mayoría del agua del océano está contaminada y acidificada. Que hay terrenos llenos de desechos. Aunque no los vemos, existen y si los desechos no son quemados (contaminando o algunas veces convertidos en energía), tardan más de cien años en descomponerse. Se nos olvida que los recursos sí son limitados y que hasta ahorita La Tierra es el único planeta donde podemos vivir.

Se cree que cuando los recursos son limitados, somos más creativos. Si yo supiera con certeza, como hoy, que el huracán puede dejarme al menos 3 días en mi casa sin poder hacer nada, comprar nada, sin electricidad, agua… Si yo supiera con seguridad que los recursos naturales del planeta se pueden acabar en 100 años? ¿Qué haría diferente?

(Estos pensamientos recorrían mi mente el jueves 24 de agosto en medio del pánico colectivo ocasionado por el Huracán Harvey)

Yo sé que reciclar nunca ha sido un tema sexy o atractivo para nadie, al contrario, es un tema que incomoda porque nos saca de nuestra zona de confort.  Tal vez por eso no encontré ningún vocero o bloggero famoso en México o latinoamericana para incluir en este post. (Si conoces a alguno por favor envíamelo)

No hay una gratificación instantánea. Los resultados no se ven rápido y las consecuencias positivas de nuestros esfuerzos no las veremos a lo largo de nuestra vida. Pero el calentamiento global es una realidad y que triste realidad.

Yo pienso del reciclaje como pienso de la política.

Si los políticos no hacen los esfuerzos necesarios o toman las decisiones adecuadas para mejorar nuestro país y nuestro entorno, lo tenemos que hacer nosotros mismos. La iniciativa privada, los jóvenes, los padres de familia…creando ONGs, empoderando a través de la educación, nutrición y miles de factores más a la sociedad de la base de la pirámide.

Es lo mismo con el reciclaje. “Siempre he querido pero no hay la infraestructura en mi colonia” “En mi municipio no nos brindan facilidades”. Pues créala. Pues participa. Se me ocurre contestar…pero sé que sería monumental empezar un proyecto en forma que revolucione el sistema de desechos.

En México, por ejemplo, resulta tan difícil tener un método funcional de separación de basura desde que los desechos salen de las casas, departamentos o plazas comerciales porque desde hace más de 50 años la “pepena” de residuos sólidos esta monopolizada por algunos empresarios. Son ellos quienes generan grandes riquezas económicas comercializando lo que muchos aun consideramos “basura”.

En el caso de Monterrey, el aire de la ciudad esta sobrepasando los indicadores de calidad, y a pesar de las alertas frecuentes los gobernantes y ciudadanos no tienen herramientas claras y accesibles para reducir su huella de carbono.

En esta vida no debemos de esperar a que nos hagan las cosas, que todo salga como nosotros queremos o como DEBEN de ser, porque no va a pasar. Debemos de hacer que las cosas sucedan. Debemos de opinar, hacer y dejar ser. Y no tenemos que hacer grandes cosas y movilizar a miles de personas (aunque estaría increíble) podemos empezar poco a poco. Los cambios pequeños hacen grandes diferencias.

Empecemos por dejar la queja atrás por la falta de apoyo del gobierno o de las empresas…porque el paquete de galletas de Costco tiene doble envoltura de plástico además del de aluminio y bla bla bla. Pues la próxima vez no hay que comprar esa marca de galletas porque no es congruente con el medio ambiente. Así de sencillo.

Se trata de consumir menos y consumir mejor. De ser más coherentes con lo que consumimos y cómo lo consumimos. Siempre pensando en nuestra casa. Nuestro planeta.

(Sin ser especialista en el tema y sin afán de dar una lista de proveedores verdes o sugerir que todos nos compremos un tesla) Aquí algunos tips que a mi me han servido:

  1. Redes Sociales. Busca ideas y alternativas.

Tener contactos (instagram, twitter, fb…) que hablen de estos temas. Personas , empresas u ONGs  nacionales e internaciones que publiquen contenidos prácticos sobre como aportar desde nuestra trinchera a la conservación y restauración de los ecosistemas.

Este contacto es de una joven que en 4 años de su vida llenó solamente un maison jar de sus desechos. Para muchos puede ser muy drástica pero le podemos aprender mucho. Esta muy comprometida con no consumir lo que no necesita. Incluso tiene una tienda en Brooklyn: Package free Shop. Siganla aquí:

  • Instagram: Trash is for Tossers
  • Twitter: @trashis4tossiers
  • Youtube: trashisfortossers

Otros contactos que te puede dar ideas para transformarlas en acciones concretas mientras pasas tiempo en tus redes sociales.

  1. Participa Activamente

Los que estamos en Estados Unidos no podemos no hacerlo con tantas facilidades que tenemos. Es solo cuestión de preguntar o de leer el folleto que te entregan al rentar o comprar tu casa. El mío en The Woodlands, te explica con peras y manzanas como hacerlo. No tenemos excusas aquí para no separar los resudios.

Les comparto el contacto de TerraCycle México. Una empresa en la que trabajé algunos años y presenta una manera muy fácil de reciclar. Ofrece programas nacionales de reciclaje fundados por marcas, manufactureros y tiendas alrededor del mundo que buscan darle una solución a los materiales o empaques difíciles de reciclar. Simplemente escoges online el programa al que deseas unirte, te tardas menos de 5 min. Comienzas recolectando en tu casa, negocio u oficina; descargas gratis una guía de envío y ellos pasan por  tus desechos para ser reciclados. Lo que más me gusta es que cada vez que mandas cajas con desechos acumulas puntos que se convierten en dinero el cual dos veces al años puedes donar a una organización sin fines de lucro de tu preferencia.

Puedes suscribirte al Programa de Reciclaje de Botanas, Programa de Reciclaje de Cuidado Bucal, Programa de Reciclaje de Envolturas de Galletas, Programa de Reciclaje de Jabones y el Programa Reciclaje de Playas Limpias para reciclar PET.

No necesitas una gran producción, solo cajas de cartón y una impresora para imprimir la guía pre pagada de envío y listo!

Inscríbete aquí: terracycle.com.mx

Siguiendo el punto número 1, síguelos también aquí:

  • T:@TerraCycleMEX
  • T:@TerraCycle
  • FB: TerraCyCle
  • Instagram: TerraCycle

También, los que estén en Monterrey pueden apoyar a la Organización Reforestación Extrema en sus programas como: adoptando un pino etc. Esta Navidad puedes decorar un pino vivo en tu casa sin que tenga que morir. Hace unos años Alejandro y yo eso hicimos en Monterrey, y aunque no era un pino de la altura convencional o muy frondoso para nosotros se veía bonito. En Enero le hablamos a RE y pasaron a recogerlo para plantarlo de nuevo.

 

Navidad 2014

www.reforestacionextrema.org

Siguiendo el punto número 1, síguelos también aquí:

  • FB: Reforestación Extrema A. C.
  • T. @reforestacionextrema

Tal vez al involucrarte más y participando en estos programas te das cuenta que te gustaría seguir apoyando a la causa. Si es el caso busca ser parte de algún consejo de sustentabilidad del colegio, empresas, municipios etc.

  1. Acciones Concretas.

Escoge un habito amigable con el medio ambiente que te comprometas a cambiar cada mes.

Si eres una persona que le gusta hacer las cosas de una vez por todas, al estilo Marie Kondo, adelante, mejor.

Si eres como yo, mi sugerencia es hacer los cambios paulatinamente. Por ejemplo, dedicar más tiempo en el súpermercado una semana para buscar productos que consumas continuamente en contenedores y empaques reciclables (vidrio, cartón…). Sobre todo a granel y puedes llevar tus propios contenedores para no gastar bolsitas de plástico…y si se te olvida y las utilizas, recíclalas.

Cuando vayas a Starbucks, lleva tu propio termo o vaso de aluminio para que te sirvan tu café.

La próxima vez que necesites contenedores para guardar tu comida elígelos de vidrio o aluminio en lugar de plástico…puedes intentar despedir de tu vida las famosas zip locks. Son solo ideas, pero la clave es hacer los cambios al ritmo de cada persona y ser constantes. Aunque sea incomodo para tu familia al principio, porque muy probablemente lo va a ser. Recuerda que todo tiene un periodo de adaptación.

  1. Infórmate ¿Qué ver?

Me gusta ver el programa de Chelsea Handler en Netflix. Ella me cae bien por auténtica y además coincidimos en que uno de los temas que le importa es el medio ambiente. En uno de sus programas invitó a Joshua Jackson (Pacey para algunos ) y Don Cheadle y hablaban de una serie de documentales de NatGeo sobre el calentamiento global. Se llama Years of Living Dangerously. (Lo pueden ver en Amazon Prime la primera temporada gratis o comprar en itunes. Incluso estoy viendo que tienen fragmentos en youtube.) Te da un panorama fuerte de cómo nos estamos acabando todos los mares, bosques etc.

En la entrevista lo que más me impactó fue que el actor le contó a Chelsea que mientras filmaban, una oceanógrafa le compartía datos de la gran contaminación del agua y él le preguntó:“¿entonces debo de tener hijos pronto?”. A lo que la científica respondió, “más bien creo que no debes de tener hijos”. Me  recordó a mi esposo que siempre dice que los recursos del planeta no están para tener familias grandes hoy en día.

Les recomiendo la serie. La investigación y el trasfondo de cada tema que analizan es de mucha calidad. Lo más importante es que nos haga menos ignorantes sobre el tema para poder tomar consciencia y actuar.

Link: Fragmento de Collapse of the Oceans con Joshua Jackson

https://video.search.yahoo.com/yhs/search?fr=yhs-mozilla-001&hsimp=yhs-001&hspart=mozilla&p=collapse+of+the+oceans+part+3#id=1&vid=775b0d4354217f9e3a4d2b9fdc63c0ae&action=click

Se que me faltan años luz para hacer los cambios en mi vida y con mi familia pero los que ya hemos logrado han tenido un impacto positivo, ya mi esposo poco a poco coopera más ( yei) y mis hijos ni se diga, están creciendo observando como consumir de manera consiente y van a traer ese chip desde chicos.

Tengo amigas que se han vuelto vegetarianas al ver documentales que plasman realidades de la industria alimentaria de nuestros tiempos.  Ojala algunos de ustedes al leer este post se vuelvan más consientes de las necesidades de nuestro planeta y tal vez al ver la serie que les recomendé podamos cambiar nuestros hábitos y aceptar finalmente esa responsabilidad que todos compartimos.

A mi me pasó. Así que de antemano, familia y amigos, perdón por incomodar.

 

“Our personal consumer choices have ecological, social, and spiritual consequences. It is time to re-examine some of our deeply held notions that underlie our lifestyles”. David Suzuki, académico canadiense de origen japonés, científico y activista del medio ambiente.

“We’re in a giant car heading towards a brick wall and everyone’s arguing over where they’re going to sit”. David Suzuki

“There is no such thing as away, when we throw anything away, it must go somewhere”. Annie Leonard, 2014 Directora Ejecutiva de Green Peace en Estados Unidos.

“Every bit of plastic ever made still exists somewhere. It’s like the ghosts of 18,000,000,000 plastic forks, 500 million plastic straws, 30,000,000 solo cups and 20 million plastic wáter bottles are lurking just below the surface of your nearest landfill.” Package Free Shop.

VIDEO:

https://www.youtube.com/watch?time_continue=511&v=y583QTbetsQ

You may also like

3 Comments

  1. Paty, gracias por tu comentario. Me encanta que te des el tiempo de leerme. Así es… la fragilidad del ser humano. Me gusta mucho una frase de Andy Warhol “I broke something today, and I realized I should break something once a week…to remind me how fragile life is.”
    Volviendo al tema del reciclaje, las grandes ciudades y tan habitadas deben de ser muy estrictos con la recolección de sus residuos solidos… me da gusto leer que si no esta separada, no se la llevan. Leí hace poco que en Washington DC estan por aprobar una recolección de composta, con contenedores especiales y todo. Si se logra, estiman que 148,000 toneladas de desecho organico sera convertido en composta anualmente. Me pareció super interesante… Eso me gustaría a mi… hacer mi composta en casa…. poco a poco verdad?… xoxo

  2. Ana, qué súper entrada en tu blog! Cargado de información y sugerencias. Me gustó mucho. En la Ciudad de México, es obligación separar la basura, de no ser así, no se la llevan. Claro que ahí no acaba el problema, a pesar del reciclaje, como dices tú, sigue habiendo millones de toneladas de basura que no se descompone en años. Ya tampoco hay basureros suficientes en la ciudad, pero aún así, reconozco la práctica en esta gran jungla de ciudad. El temblor nos recordó una vez más, lo frágiles que somos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *